miércoles, 19 de marzo de 2008

El silencio de los culpables.




Opinión acerca del aniversario de la invasión a Irak, comentarios y silencios.



Hace 5 años José María Aznar, Tony Blair y George W. Bush fueron acogidos por José Manuel Durão Barroso, en las Islas Azores desde donde lanzaron un ultimátum a Iraq con un plazo de 24 horas, durante el cual el presidente del país debería dimitir y deberían entregarse unas supuestas armas de destrucción masiva. Transcurrido dicho plazo, y si no se llevaban a cabo las imposiciones que señalaban, los reunidos anunciaban la invasión de Iraq. Culminada la ocupación militar el 1 de mayo de 2003, Iraq entró en una situación de caos, devastación y muerte que se mantiene hasta la fecha.
Ni el pueblo ni el Parlamento español autorizaron la participación de nuestro país en esta guerra de invasión, que fue posteriormente maquillada como ayuda humanitaria para justificar una intervención que en realidad apoyaba al ejército invasor.
Desde entonces día tras día decenas de muertos diezman la población civil sumando hasta la fecha más de 700.000 fallecidos en Irak sin contar las víctimas de los atentados de Madrid o Londres difíciles de desvincular de este asunto.
Cinco años después el ex presidente español y presidente de la FAES y presidente de honor del partido popular, Jose Maria Aznar, declara en una entrevista concedida a Radio 4 de la BBC, que la actual situación de Irak, sin ser "idílica, es muy buena". Y Preguntado si habría actuado de otra manera, el ex presidente del Gobierno español no tiene ninguna duda:"Actuaría de igual modo. Aunque fue un momento difícil para mí, mi convicción, mi conciencia y mi mente están claras". "Se tomó la decisión correcta". * (1)
En marzo del año pasado los diputados de todos los grupos parlamentarios salvo los del PP se concentraron a las puertas del congreso en contra de la guerra de Irak. * (2)
No puedo compartir la impunidad en la que vive este personaje, que tal vez debería ser juzgado por sus actuaciones de aquellos días.
No puedo comprender el silencio con que los dirigentes del PP obsequian a este señor convirtiéndose por omisión en cómplices de sus ideas.
No puedo comprender como siguen recibiendo millones de votos sin condenar expresamente la guerra de Irak y la vinculación de su gobierno en 2003.
No puedo respetar a los que guardan silencio, cobarde silencio, aunque tengan asientos en el parlamento, aunque porten crucifijos y sotanas y luego se escandalizan cuando otros no condenan un atentado.
No puedo entender las guerras ni a aquellos que las apoyan.
No puedo entender que los conflictos de Irak, Palestina, Sahara, Afganistán o Tíbet tengan menos repercusión mediática que el último ligue de alguna putona de la tele o las declaraciones de un futbolista.
No entiendo bien este mundo. Confieso que no sabría como explicar estas cosas a un niño Iraquí, palestino o saharaui, o a uno de mis niños. Quizás ellos lo entiendan algún día, ojala conozcan otro mundo mejor, quizás alguno de ellos haya nacido para ayudar a mejorarlo.


2 comentarios:

Dumuro dijo...

See here or here

Hannah dijo...

Gracias por haberme enviado el artículo. En uno que he escrito yo y que he publicado hoy te referencio ya que me parece muy bueno.
Salud!
Hannah