martes, 18 de mayo de 2010

Día de los Árboles y los Áridos, en el Alhaurín de las Canteras.



No me parece nada mal que las empresas extractoras dediquen parte de sus beneficios a la promoción y defensa de la conciencia medioambiental, es además de legal, moralmente obligatorio para estas actividades lucrativas que de alguna forma afectan al medio natural, aunque sea respetando escrupulosamente la legislación vigente.
No seré yo el que plantee un ataque al sector, entre otras cosas por reconocerle su intervención en la generación de riqueza y trabajo en buena parte de nuestra economía. Sin embargo, la actividad minera si es criticable cuando los beneficios económicos y sociales no compensan los costes ambientales y de seguridad.
La asociación por parte de las empresas extractoras de los conceptos Árbol y Árido, es además de una inteligente estrategia de marketing, una buena oportunidad para enseñar la cara mas amable del sector, fomentando el conocimiento de la industria, y los medios y procedimientos de protección de la naturaleza.
Desde mi punto de vista, este programa seria positivo y bienvenido en la mayor parte de los casos. Pero no en Alhaurín.
Conviene recordar que en nuestro pueblo algunas canteras están declaradas ilegales por el TSJA, que existen canteras cerradas sin restaurar, que continúan extrayéndose miles de toneladas diarias en decenas de camiones pese a existir un supuesto plan de restauración, que no se instalan como es preceptivo medidores de polvo para verificar la calidad de nuestro aire y descartar la relación del posible material en suspensión con la salud, que se ha creado una Fundación a medias entre los canteros y el ayuntamiento que está realizando una campaña de imagen a favor de las empresas extractoras, sustituyendo al ayuntamiento en muchas de sus funciones, en medio de un panorama en el que no se aclara la cuantía ni el plazo de pago de las posibles sanciones que pudiesen corresponder a las actividades ilegales.
Por eso, la celebración de este día en nuestro pueblo supone una demagógica tergiversación de la realidad, además de mostrar una visión parcial y distorsionada de la realidad de empresas que usando como principal arma la falta de información de la mayor parte de nuestros vecinos pretenden calar el mensaje ecologista y comprometido cuando en realidad no predican con el ejemplo.
La condescendencia por parte de nuestro ayuntamiento con estas actuaciones, y sus recientes autoconcesiones de meritos en materia medioambiental, forman parte, sin duda de un plan de lavado de imagen preelectoral, en uno de los temas más problemáticos de nuestro municipio.
Invito a los lectores de este escrito a que se informen de la situación real del medio natural en nuestro entorno, que busquen fuentes alternativas a las interesadas u oficiales, para poder así de una forma objetiva sacar sus propias conclusiones. Basta con escribir en cualquier buscador o en la pagina youtube la frase “alhaurín canteras”.) (1)
Y muy especialmente invito a Padres y Profesores a plantear en los claustros y Asociaciones de Padres la conveniencia de enviar en lo sucesivo a nuestros hijos a estas actividades sin antes haber estudiado y debatido la posible finalidad de las mismas, sin antes conocer la realidad que desde otras partes no interesadas puedan ofrecernos.
Es, en el fondo, una de las principales funciones del sistema educativo: fomentar el espíritu crítico en nuestros niños, enseñarles que la realidad tiene siempre varios puntos de vista, y dotarlos de argumentos para que saquen sus propias conclusiones.
( 1 )www.alhaurin.com/pdss

Juan Manuel Mancebo Fuertes
jmanceb@gmail.com
www.bobastro2.blogspot.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tiene usted toda la razón
Sr., Mancebo, es lamentable que políticos presuntamente corruptos, utilicen a los escolares para manipular y seguir engañando a la opinión publica sobre el engaño de la reforestación de las canteras de este pueblo.
Er Capi

José Carlos N dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, ya que uniendo varios de tus escritos, ya explicas que ellos utilizan con alevosía todos los medios subliminales para convencer al pueblo.